Monthly Archives: septiembre 2019

//septiembre

Día Mundial de los Nacimientos Múltiples

By | 2019-09-27T20:40:18-03:00 viernes, 27 septiembre, 2019|Embarazo|

El 26 de septiembre fue el Día Mundial de los Nacimientos Múltiples y uno de los temas de gran consulta es si es posible la lactancia cuando tuvimos más de un bebito.
Aquí te vamos a pasar algunos tips para validar el hecho que la lactancia en múltiples se puede.

Por un lado, durante el embarazo informate. Leé, consultá a especialistas en lactancia y si podés contactarte con mamás que amamanten o hayan amamantado a múltiples, muchísimo mejor. La experiencia de otras mamás en situación similar es de gran utilidad. Recordá que aunque ya seas mamá y hayas dado la teta a tu hijo, no es lo mismo amamantar a más de un bebito.

Vas a necesitar ayuda. De tu pareja, familia o a quien elijas. Es necesario que te organices, desde antes que nazcan para poder ir planificando cuando ya tengas a los bebés en casa.
Una vez que han nacido, darles la teta o extraéte leche lo más antes que puedas.
Las primeras semanas no van a ser fáciles. Tené paciencia, toda la que puedas y confianza.
Realizate extracciones con frecuencia, aunque sean cortas, no importa. Puede que al principio salga poca leche, eso sucede.
Aliméntate correcta y saludablemente como también hidratate.

Para amamantar tenés que estar cómoda. Un buen aliado es un almohadón de lactancia.
Para dar la teta, muchas mamás comienzan a darle de a un bebé por vez y luego ponen en cada pecho a un bebé al mismo tiempo. Para algunas mamás esta forma es la más eficaz mientras que para otras lo más cómodo es darle el pecho de a un bebé por vez. Encontrarás la forma más cómoda para vos a medida que pasen los días y veas que te resulta mejor.
No te desanimes y ante cualquier duda que tengas hace una consulta con alguna asesora en lactancia.

Vínculo profundo

By | 2019-09-10T15:02:17-03:00 martes, 10 septiembre, 2019|Maternidad|

Un vínculo amoroso y cercano facilitará al bebé para que crezca sano y fuerte.

No dejes de acariciarlo, auparlo todas las veces que quieras (eso no va a significar que lo vas a malcriar), mimarlo.
Llamalo por su nombre o el sobrenombre que tenga y anticipale que van a hacer, salir a pasear, ir al médico o a dormir…

Estar cerca de él no significa que dejes de hacer todo para solamente dedicarte al bebé, sino que el tiempo que estén juntos sea de armonia, contención y disfrute.
Ir aprendiendo a decodificar su llanto, que no es solamente de hambre, también puede ser sueño, cambio de pañales, algún dolor o querer ser mimado.

bebemama

Laura Gutman afirma que “los bebés no crecen solo por la cantidad de leche que ingieren sino también, y sobre todo, por el contacto emocional con la mamá.”
Integrarlo a tus rutinas sin dejar de respetar las suyas, sus monentos de sueño o de comida.

Se va aprendiendo a ser madre, con errores y dudas, el camino se va recorriendo desde el mismo momento que te enterás que vas a hacer mamá. Nadie nace sabiendo. Por esto es tan valioso el contacto con pares que están viviendo la misma etapa con quienes intercambiás anécdotas, conocés que no sos la única que vive determinadas situaciones, compartis situaciones y relaja.