Vuelta al Trabajo

/Tag: Vuelta al Trabajo

Vuelta al Trabajo – Chicco

By | 2018-07-26T21:11:15+00:00 jueves, 27 septiembre, 2018|

Algunos temas a tratar:
– Conservación y traslado de la Leche Materna.
– Aspectos emocionales en el bebé-niño.
– Aspectos emocionales en la mamá.
– Como organizar la vuelta al trabajo.

Habrá sorteos, regalos y descuentos!! No te la pierdas!!

Dictado por Silvina Gradi, puericultora y psicopedagoga.

Inscribite

Nombre
Email
Asunto
Mensaje

Vuelta al trabajo, Destete y Primeras Comidas – NUK

By | 2018-08-28T15:55:58+00:00 viernes, 14 septiembre, 2018|

Algunos temas a tratar:
¿Es posible amamantar y trabajar fuera de casa?
¿Cómo y cuándo iniciar el destete? ¿Cómo comenzar la alimentación complementaria (primeras papillas)?
En esta charla hablaremos sobre cómo prepararse para volver a trabajar, cómo extraer y donde conservar la leche materna.
También hablaremos sobre el inicio de la alimentación complementaria y cómo y cuándo destetar al bebé.

A cargo de la Puericultora Roxana Wonneberger.


Inscribite

Nombre
Email
Asunto
Mensaje

Vuelta al Trabajo Avent

By | 2018-08-28T15:53:42+00:00 jueves, 6 septiembre, 2018|

En la charla de lactancia Philips Avent las mamás van a recibir información sobre como prepararse para amamantar, cuál es la manera más adecuada para establecer el primer contacto con su bebé, qué posiciones son las más recomendables, cómo es una buena prendida, la frecuencia necesaria para mantener la producción de leche, qué recursos utilizar para solucionar los primeros contratiempos y cuáles son los productos que la van a ayudar durante todo este proceso.

A su vez, el papá podrá conocer la importancia de su presencia en esta etapa.

Las asistentes recibirán regalos y van a participar de sorteos.

La charla será dictada por Paola de los Santos, Puericultora Universitaria y Psicóloga Social.

 

Inscribite

Nombre
Email
Asunto
Mensaje

Comentarios desactivados en Vuelta al Trabajo Avent

¿Con quién dejo a mi bebé?

By | 2018-06-25T18:09:24+00:00 lunes, 25 junio, 2018|Crianza|

Una de las más grandes disyuntivas cuando tenemos un bebé es pensar quién cuidará nuestro hijo cuando retomemos el trabajo.
No solo pensar hay que resolver este dilema de la mejor manera, pensando principalmente en el bienestar de nuestro hijo.

Muchas veces lo mejor para nuestro hijo podría no serlo para nosotros, por ejemplo por cuestiones económicas y por otro lado también puede pasar que repetir “fórmulas”, en el caso de ya tener hijos y haber pasado por una situación similar no siempre puede ser lo más efectivo.

Las tres opciones más comunes son: jardín maternal,  niñera y abuelos o algún otro familiar u amigo.

Si nos inclinamos por la primera opción, la mayoría de los maternales reciben bebes desde sus 45 días de vida. Deberíamos comentarle al pediatra si es recomendable para nuestro bebé la concurrencia al jardín de tan pequeñito, ya que en el caso de prematuros, no es recomendable hacerlo.
El pediatra nos asesorará sobre vacunas no obligatorias pero quizás indicadas para evitar posibles contagios, ya que es sabido que el estar con otros niños genera más posibilidades de enfermarse.

Al buscar jardín, pensar que es más conveniente si cerca de casa o del trabajo. Que esté cercano al lugar donde trabajamos puede resultar muy positivo para seguir con la lactancia. La hora de almuerzo o la hora de lactancia pueden ser momentos de acercarnos al jardin, estar con nuestro bebé y amamantarlo. Recorrer varios jardines, pedir referencias a conocidos, compañeras de trabajo, colegas. Observar limpieza, cantidad de niños por sala, materiales de juego, calidez del personal tanto maestras como directivos, medidas de seguridad, como actúan en caso de emergencias.
La ventaja de un jardín es la estimulación que los niños reciben, en general son más autónomos lo que favorece a su desarrollo.

Si nos decidimos para que se quede en casa a cargo de nuestra empleada o contratando niñera, tenemos que tener la plena confianza y poder irnos de casa tranquilas sabiendo que nuestro bebé va a estar atendido y cuidado con cariño.
La ventaja es que estará en su entorno, sin movilizarse en días frios, en su hogar.

Si nos decidimos por un familiar como nuestra madre o suegra, tendremos más seguridad de buen cuidado por el lazo familiar que la une con el bebito, pero deberemos poner en claro ciertas pautas de antemano para evitar posibles choques. Tanto de límites, rutinas que como mamás implementamos con el bebé, horarios que queremos que lo cuide, donde estará el bebé si en nuestra casa o en la de la abuela, si le pagaremos y de qué forma etc.

Sea la opción elegida, siempre tené en cuenta un plan B, es decir, qué pasará si nuestro bebé se enferma y va al jardín, o falta un día la empleada o nuestra mamá tiene que ir al médico y no puede cuidar al bebé. Es mejor prever posibles situaciones en caso en que ocurran.

Vuelta al trabajo

By | 2018-04-09T09:58:24+00:00 lunes, 9 abril, 2018|Maternidad, Maternidad|

Más tarde o más temprano retomamos la rutina de ir a trabajar.

Para algunas “mamás recientes” puede ser motivo de angustia y de muy pocas ganas, para otras conectarse con el  mundo de adulto es necesario.
Más allá que cada una vivirá internamente una realidad diferente, en un tema, como en tantas cosas de la vida, donde no existe solamente blanco y negro, también hay cabida para grises.
Lo que si es para todas, que volvés ya siendo otra. Si es tu primer hijo, aún más. Retornás al trabajo teniendo un hijo y la mirada y el sentir es otro, cambia.
¿Se podrá conciliar trabajo y maternidad?
 El primer paso es planificar.  Por un lado organizarnos laboralmente. ¿Podré trabajar desde casa? ¿A tiempo parcial? ¿Es tiempo de ir proyectando una nueva etapa profesional o laboralmente hablando?

Por otro lado permitiéndonos pedir ayuda. No podemos con todo, ni nosotras ni nadie. Contar con “redes de soporte”. 
Organizándote como puedas, de a poco, acostumbrándose vos y tu bebé a que mamá trabaja y el tiempo juntos es otro pero puede llegar a ser más provechoso. Focalizando en las prioridades del ahora y siendo muy creativa.

Tuvimos ganas de preguntar a mamás, que acaban de tener un bebé y están en el proceso de la vuelta al trabajo, aquí están sus testimonios:Regresando a la vida laboral, luego de tener nuestro bebé. Trinidad,  (2 hijos, uno de 8 años y bebé de 4 meses)
Es profesional, tiene dos trabajos y ya regresó a uno de ellos.
Nos comenta… “Como en uno de los trabajos soy monotributista (esto es si no trabajás, no cobrás) ya comencé, teniendo mi bebé solo 2 meses! El mes próximo regreso al otro trabajo que tengo, el hecho de solo pensarlo me angustia…

A veces me pregunto si esta independencia de la mujer moderna, la hace en verdad un ser independiente o no, porque tenes que cumplir con todoooo!!! Y estas “atada” todo el dia, todo el mes, todo el año!! El bebé, llevarlo, traerlo, controles,  lactancia, mi  hija mayor, tarea escolar, cumpleaños, deporte, fiestas del colegio, reunion de padres, tarea de la casa, trabajo, reuniones, trabajo pendiente para hacer en casa, y por si esto fuera poco, un marido! De tu cuerpo y tu bienestar ni te podes acordar por un tiempo, nada de gym, ni relajación, ni peluquería, porque necesitarias otro cuerpo y un día de 30 hs. !!!!!
O sea ser mamá hoy por hoy no es fácil, pero es lo único que te llena el alma, y aunque el cansancio te persiga todo el dia, verlos crecer bien te hace sentir una mujer realizada….”

Laura, mamá de 2 varones, el mayor de 2 años y un bebé de 2 meses, también profesional nos contó:
 “…En la empresa donde trabajo el porcentaje de mujeres es el 1%!. La única mujer que tenia hijos chicos era yo (dos mujeres tenían hijos adolescentes cuando comenzaron a trabajar) y en mi área la primera, por lo tanto todo era nuevo para mi jefe, por ejemplo desconocía la posibilidad de pedir una excedencia o la hora de lactancia diaria que tenia. A pesar de esto nunca sentí una mala predisposición de parte de mi jefe pero si tuve otra respuesta por parte de la empresa. Por ejemplo, a pesar que reconocían que mi rendimiento era el mismo, a la hora de asignarme el porcentaje de aumento no salía beneficiada como antes.

Con mi primer hijo pedí en el trabajo una excedencia de 3 meses sin goce de sueldo por lo que me reintegre al trabajo cuando mi hijo tenía 6 meses. En la mitad de la excedencia ya estaba cansada de quedarme en casa y decididamente quería volver a trabajar así que por suerte ya no tenia esa ansiedad y pude empezar a disfrutar de la maternidad. Lo que siempre tuve claro era que quería fue mantener la lactancia entonces me compre un sacaleche manual, un esterilizador, bolsitas para almacenar leche materna, gel de refrigeración y una heladerita (como las que llevan los chicos al colegio) para conservar la leche extraída. También me contacté con la Liga de la leche para asesorarme en cuanto a tiempos de conservación de la leche materna en freezer y su descongelación.
Ahora con mi segundo hijo de dos meses ya definí que quiero una excedencia de 3 meses y mientras tanto buscar un trabajo más cerca. Definitivamente volver a trabajar fue lo mejor que pude hacer. En mi caso fue lo que me ayudo a ordenar mi vida nuevamente sin abandonar la maternidad….”

En  tanto Vicky,  empleada administrativa y mamá de una beba de 6 meses siente que  “… el gran tema de mi vuelta al trabajo fue no descuidar la lactancia. Una de las primeras cosas en las que pensé cuando organizaba mi retorno a la oficina, fue comprar un sacaleche. Lo llevo al trabajo y si bien   no existe un lugar físico donde usarlo tranquila, y termino encerrada en el baño, no importa ya que todo sea por seguir amamantándola.

Me gustaría que podamos tener más semanas de licencia y no sólo tres meses. Sería algo muy importante tanto para las madres como para los niños.
Por lo demás, nos fuimos organizando muy de a poco. La ayuda de mi marido es muy valiosa y nos ocupamos 50% cada uno en todo…”.

Sea cuál sea tu mirada, la vuelta al trabajo es un momento a transitar para aquellas mamás que trabajamos fuera de casa. Para poder reflexionar o repensar lo que vivimos te invitamos a que nos cuentes tu experiencia.