Llegó un hermanito

//Llegó un hermanito

Llegó un hermanito

El ser mamá por segunda vez nos encuentra “paradas” de otra manera.

No es lo mismo ser o hacer algo por primera vez que ya saber de que se trata. Llevemos esto a la tarea, ardua, hermosa, bendita, maravillosa de la maternidad.

El segundo hijo nos encuentra más preparadas. Pediatra, lactancia, post parto, limpieza del cordón, cambio de pañales, cólicos son temas ya conocidos..

Es momento de saber organizarnos e ir aprendiendo como, no es lo mismo un solo hijo que dos, tres..

Hermanitos

Y que pasa con el hermano mayor..sea cual fuera la diferencia de edad entre ambos, el mayorcito deberá dar lugar a este bebito que se gana las miradas de todos, la ternura del entorno porque es simple y grandemente un recién nacido.

Celos y rivalidades serán parte del recibimiento al bebé, con la seguridad que esto es parte de la bienvenida y del registro que hay otro que viene, por el momento a destronar.

Y como ya no será lo mismo en la dinámica familiar de un solo hijo, tampoco será lo mismo para quien fue el “ único” con el que ya tiene un hermanito.

Es de a poco que los lugares se van acomodando, y cada integrante ocupa un lugar de real importancia en la familia.

Los momentos de “ a uno”, de exclusividad con cada hijo son necesarios y ayudan mucho no solo en las primeras semanas. Espacios donde se puede ser único por un rato.

Poner en palabras lo que pasa, señalando las ventajas que también implica ser el mayor y la inmensa alegría de tener un hermano.

By | 2015-10-23T17:33:35+00:00 viernes, 23 octubre, 2015|Maternidad|0 Comments